Sobre la autoridad y la obediencia

Qué diría W. Reich ..

‘Eres desafiante’, me dicen, ¿tienes problemas con la autoridad?

El 69% de los trabajadores chilenos considera que el trato que recibe de sus superiores es irrespetuoso, más de dos tercios de los casi cinco mil trabajadores encuestados por la consultora Laborum ha sufrido acoso psicológico en el trabajo (mobbing).

Si me permites, dame unos minutos, necesito al menos 20. Necesito que me escuches, necesito dialogar. No que me coloques una etiqueta. Autoridad viene del ‘latín auctor’, el que hace crecer. Aclaro que mi problema no es con la autoridad, es con la obediencia.

Porque si se trata de autoridad, cuando necesito remendar prefiero la autoridad del zapatero y del sastre (decía Bakunin), y es cierto el anarquismo es una filosofía de mi simpatía.

Porque la obediencia deja de lado las convicciones, la obediencia es sometimiento a algo exterior por definición, no por convicción sino por pasividad. Y yo quiero reencantar el mundo. Quiero jugar con él, quiero que sea un lugar mágico. No quiero una jaula.

Porque en este mundo hay mucho sadismo, y mi trabajo, y mi hogar, y mi escuela están hechas para el surgimiento de tiranos. Y eso no es sólo responsabilidad de los tiranos, es la necesidad que hemos puesto en el mundo. El que hay ahora. Porque el sadismo no es una propiedad del mundo, el sadismo está en el mundo.

Mi alta soledad, tiene una densidad más allá de la etiqueta. Mi soledad es mi sensibilidad a las reglas de los grupos que hemos hecho, esa sensibilidad que me hace sentir muchas veces nuevo y extranjero más del tiempo que quisiera. Porque yo quiero participar activamente, y no ser un tirano de grupos que no saben o no quieren cambiar. Porque en la escuela y en el trabajo hay miedo y también odio, y rabia congelada, y nuestros grupos ponen los tiranos, porque nuestros grupos quieren un tirano para no crecer y no creer en nuestros sueños, y para que finalmente nada cambie.

Y en la escuela no podemos preguntarnos lo fundamental, y hacemos que los sabios y los ignorantes tengan algo en común, a ambos los vamos a expulsar, porque hacen las preguntas que hay que hacer. Porque yo pregunto cuando quiero cambiar y esta escuela y este trabajo me trata como a un extranjero.

Porque en mi trabajo y en mi escuela hay una desigualdad obscena, y yo quiero participar y quiero aprender.

Porque Pinochet estuvo en el grupo de mi padre. Quiero que me conozcan. ¿Debo ser acaso un tirano?. ¿Cuando creceremos?.

Septiembre de 2007, a 34 años del golpe militar:

La última encuesta Casen revela que más de la mitad de los trabajadores en Chile (54%) percibe ingresos iguales o por debajo los 216 mil mensuales, según arroja la encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) 2006. Es decir, cerca de cuatro millones de personas perciben menos de lo que la Iglesia Católica ha catalogado en las últimas semanas como “sueldo ético”, estimado en 250 mil pesos mensuales. Fuente: Ministerio de Planificación Nacional.

Según los antecedentes entregados por el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre, 2007), institución a cargo de la PSU, cerca del 43% de los jóvenes cuyas familias tienen un ingreso menor a los $278.000 mil pesos mensuales, no alcanzaron el puntaje mínimo para postular a la Universidad, y sólo el 8,8% sacó más de 600 puntos. En cambio los estudiantes de familia ABC1, es decir que su ingreso es mayor a $1.500.000 mil pesos mensuales, sólo un 5% sacó menos de 450 puntos, superando en puntaje a todos los demás grupos con un 60% de postulantes sobre los 600 puntos. Fuente: Ministerio de Educación.

El 69% de los trabajadores chilenos considera que el trato que recibe de sus superiores es irrespetuoso, más de dos tercios de los casi cinco mil trabajadores encuestados por la consultora Laborum ha sufrido acoso psicológico en el trabajo (mobbing). Según el estudio, el 34% de los consultados dijo estar sufriéndolo en su actual trabajo y un 33% se sintió hostigado en su anterior ocupación. Sólo un tercio aseguró nunca haberlo vivido. Fuente: Dirección del Trabajo Gobierno de Chile. 2004.

La Encuesta del Informe de Desarrollo Humano del PNUD 2002, reveló que el 55% de los chilenos y el 43% de los argentinos declara estar de acuerdo con que: ‘en algunas circunstancias es mejor un gobierno democrático que uno autoritario’ y que: ‘a la gente como uno le da lo mismo un gobierno democrático que uno autoritario’. Sólo un 45% de lo chilenos y el 57% de los argentinos declara que ‘la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno’.

La Encuesta Fundación Ideas-Universidad de Chile encontró los siguientes porcentajes de acuerdo en 3 ciudades del país con una muestra de 1.100 casos el año 2003: Más que discusiones lo que nosotros necesitamos es un jefe (53%), Los jóvenes de hoy necesitan mano dura porque le han perdido el respeto a todo (60%), Para que hagamos bien nuestro trabajo, es necesario que patrones y jefes nos indiquen cuidadosa y exactamente qué es lo que debemos hacer y cómo (74%), Lo que necesita la juventud es autoridad, determinación y voluntad de trabajar y luchar por la familia y por la patria ( 83%), La obediencia y el respeto a la autoridad son las primeras virtudes que hay que enseñar a los niños (85%).

 

Articulo reproducido en Defensadelcobrehttp://www.defensadelcobre.info/modules.php?name=News&file=print&sid=1599