Cine y sociedad: A propósito de los Informes de Desarrollo Humano del PNUD.

El cine entregó el 2013 una obra que ha pasado desapercibida y que podría fácilmente acompañar la mirada del PNUD sobre la sociedad chilena, al lograr dibujar esa atmósfera de encierro y desconfianza de la cotidianeidad (ver también La vida de los Peces de Matias Bize, comentada en este sitio el 2011).

Sanna y Jerónimo en Las Cosas Como Son
Sanna y Jerónimo en Las Cosas Como Son

Se trata de la película “Las cosas como son” dirigida por Fernando Lavanderos. En ella aparece el personaje de Jerónimo, un barbudo hermético antisocial que renta habitaciones a extranjeros. En esa actividad conocerá a Sanna una (ingenua?) estudiante Noruega que trabaja en Quilicura, en un sector popular del norte de Santiago. Trailer de Las cosas como son.

 

Un chileno enseñando a Sanna a bailar
Un chileno enseñando a Sanna a bailar en “Las cosas como son”

La mirada extranjera (como la de niños y borrachos) revela de algún modo lo que aparece altamente fragmentado en la sociedad chilena, la comunidad, el territorio, el espacio privado y público, los proyectos individuales y la sociedad que como consecuencia obtenemos. 

En una entrevista en Sentidos Comunes Felipe Lavanderos lo expresa así: “Creo que si hay un tema importante, ese es la segregación, con estos mundos separados, aislados unos de otros. Y en Santiago eso se percibe, la ciudad dividida por carreteras. Al hacer esta película en donde se juntaron estos mundos distintos, nos hemos encontrado con eso una y otra vez. No solamente en la película, si no en todo momento. De hecho, cuando estábamos en un festival en República Checa con Isaac, el chico de Quilicura, todos  hablaban  en inglés excepto él  y nos preguntaban si veníamos de un país distinto. Era como toparse en la cara con esa cosa de los dos Chiles“.

Los Informes del PNUD.

Los Informes de Desarrollo Humano en Chile han sido un importante aporte levantando ineludibles perspectivas de análisis de la sociedad chilena, sobre la base de sólidos antecedentes empíricos aportados por datos de Encuestas, Grupos de Conversación, Entrevistas y Análisis Documental. Así el informe de Seguridad Humana 1998 (el miedo al otro), fue uno de los primeros en ubicar el fenómeno del malestar dentro de un enfoque sociológico: “las paradojas de la modernización”.

Informes Pnud 1998-2012
Informes Pnud 1998-2012Los Informes de Desarrollo Humano en Chile

Todos los informes están disponibles aquí: Informes PNUD

 

 

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 20.53.57El Informe 2012: “Bienestar subjetivo: el desafío de repensar el desarrollo” dialoga con la noción trivial de felicidad incluyendo la evaluación de la sociedad en que vivimos desarrollando la idea de bienestar subjetivo.

Conclusión: El bienestar subjetivo está desigualmente distribuido en la población.

Capacidades sociales para el bienestar subjetivo (felicidad)
Capacidades sociales para el bienestar subjetivo (felicidad)

Dentro de los numerosos datos aportados por el Informe cabe notar la cuestión de la desigualdad expresada en las cinco capacidades claves a la hora de construir bienestar subjetivo en Chile de acuerdo al documento: ‘tener las necesidades físicas y materiales básicas satisfechas’, ‘gozar de una buena salud’, ‘tener vínculos significativos con los demás’, ‘sentirse respetado en dignidad y derechos’ y ‘tener un proyecto de vida definido’. Un par de datos:

Vínculos significativos: La declaración de soledad aumenta en la medida que disminuye el nivel socioeconómico. Mientras un 14% de las personas pertenecientes al grupo ABC1 se declara muy de acuerdo o de acuerdo con la afirmación ‘frecuentemente me siento solo’, esta cifra aumenta a un 42% en el grupo socioeconómico E.

Otro dato es la enorme segmentación social en torno a la percepción de injusticia. El ítem “Probabilidades de éxito al reclamar ante situaciones de maltrato” marca una diferencia de 40 puntos entre el Estrato ABC1 y el E. Ver cuadro.

Captura de pantalla 2014-04-06 a la(s) 21.00.43

Rascarse con las propias uñas, es la lectura que hace un columnista de El Mostrador para sintetizar la radiografía de la sociedad chilena que hace este Informe y de paso lanza la pregunta: ¿podemos a nivel individual presentar elevados niveles de felicidad cuando nuestro entorno no nos agrada?.

Así, más allá de la discusión sobre la felicidad (ver artículo de Sonia Pérez: Pobre pero…feliz?),  cabe preguntarse por las llamadas Paradojas del Malestar en Chile como lo expresa Roberto Aceituno, psicoanalista de la U de Chile. Si para algo nos sirven las paradojas es para pensar las cosas de otro modo señala Aceituno, a propósito del curioso panorama de un estado de satisfacción individual relativamente alto al mismo tiempo de un descrédito tanto o más relevante frente a las instituciones, particularmente políticas (Estado, partidos, congreso, Justicia). “Las condiciones extremas del malestar en la cultura exigen entonces que, en el ‘reparto de lo sensible’-, por utilizar la feliz expresión de Jacques Ranciere, el malestar cotidiano admita otro orden de visibilidad, ahí mismo donde las oposiciones entre lo aparentemente interior de la experiencia subjetiva y lo aparentemente exterior de la vida social se reorganicen en una complejidad investigativa diferente”.

4 Grupos según Estructura de capacidades sociales y subjetividad. Pnud 2012
4 Grupos según Estructura de capacidades sociales y subjetividad. Pnud 2012

Desarrollo Humano y Asamblea Constituyente.

Hace 10 años el PNUD se preguntaba por el fenómeno del Poder en Chile. “El poder: ¿para qué y para quién? (2004)”, comienza señalando que : “Poner el tema sobre la mesa es el primer paso para hacerse cargo de él, situar sus particularidades históricas, confrontarlo con las exigencias del momento y las demandas de la ciudadanía, y pensar las formas alternativas y más adecuadas de organizarlo. Debe debatirse sobre el poder no como expresión de un acto conspirativo, sino que acentuando su dimensión de espacio de posibilidades para el Desarrollo Humano. Esta es una invitación a hablar del poder, pero sin los pudores ni temores que su mención usualmente evoca”.

Los estudios que apoyan el Informe de 2004 del PNUD hablan de una extendida conciencia de la necesidad de cambio en las relaciones y la cultura en torno al poder en Chile. ¿Qué opina usted?.

Sitio del PNUD: http://www.pnud.cl/publicaciones/IDH-2004.pdf